jueves, febrero 04, 2010

Comentocracia: ¡Es el futuro, estúpidos!

Caricatura de Magú en La Jornada

Así viene la síntesis de artículos:

¡Es el futuro, estúpidos!

Reforma, p. 10/Primera - Opinión
Jorge G. Castañeda
En el evento de presentación del libro Un futuro para México que organizó el profesor John Coatsworth, antier en la Universidad de Columbia en Nueva York, destacaron dos fenómenos interesantes. Los cuatro panelistas -Héctor Aguilar Camín, Santiago Levy, Jesús Reyes-Heroles y el que escribe- coincidieron en un punto central para entender la coyuntura actual de México. Y la mayoría de los casi 200 asistentes (…) coincidió en una discusión que contrasta con la que puede, en ocasiones, detectarse entre observadores externos de la realidad mexicana. Quisiera comentar ambas coincidencias (…) Entre los participantes -que compartimos muchas de las ideas contenidas en el ensayo pues Aguilar Camín y yo lo escribimos, Levy inspiró una parte importante del mismo y Reyes-Heroles compartió sus opiniones anteriormente con nosotros- ahora emergió una tesis que puede ser fundamental para quienes de buena fe en México quieren abordar cualquiera de los grandes retos que enfrenta el país (…)

Ensayo de orquesta

Reforma, p. 10/Primera - Opinión
José Woldenberg
Vale la pena recordarlo: los títulos del film arrancan sobre una pared deteriorada y se escuchan ruidos discordantes, fuertes, molestos, típicos de la ciudad. Cláxones de coches, alarmas de ambulancias, en fin, sonidos del ambiente urbano. Un antiguo oratorio del siglo XVIII fue convertido en un pequeño auditorio para conciertos. Un recinto ideal para escuchar música al que a lo largo de la historia han asistido miembros de la nobleza, gobernantes, empresarios, mujeres bellísimas. De ello nos informa un viejo copista mientras coloca los atriles y las partituras. “No puedo vivir sin música”, dice (…) Los músicos explican a la cámara, uno por uno, las cualidades de sus instrumentos. Y da inicio una competencia para fijar las características, la superioridad y la singularidad de cada cual (…) Llega el director y se encuentra con una orquesta sin espíritu. No logra arrancarle lo que desea: “gracia, fuerza, sentimiento”(…) Se trata de la película Ensayo de orquesta (1979) de Federico Fellini. Una socarrona y delirante alegoría de la vida política que oscila entre dos extremos (…)

Democracia bárbara o normalidad democrática

Milenio Diario, p. 15/Opinión
Deodoro Carrasco Altamirano
El inicio del segundo periodo de sesiones de la actual legislatura genera grandes expectativas en la opinión informada, por la posibilidad de discutir y procesar temas de interés público, como las reformas política, fiscal y laboral, entre otras iniciativas de cambio estratégico en la vida institucional del país (…) Como se sabe, las diversas bancadas partidarias recién se reunieron en sus respectivos plenos para acordar sus agendas parlamentarias (…) Sin embargo, a nadie escapa que la suerte y el rumbo preciso de las reformas estarán determinados, a su vez, por lo que pase con las 12 gubernaturas que estarán disputándose en este año electoral (…) Parecería que la molestia evidente y la desesperación frente a las alianzas electorales tienen como siguiente paso boicotear, y en última instancia reventar, los procesos mismos frente al riesgo de perder la elección, situación que, de concretarse, iría en sentido contrario a la aspiración social de vivir en condiciones de civilidad y de normalidad democrática.

Partidos políticos y desastre económico

El Financiero, p. 24/Opinión
Juan Federico Arriola
Los partidos políticos mexicanos no tienen prestigio alguno. Son institutos cada vez más demagógicos, pragmáticos, caros, ineficientes, corruptos, opacos, que generan un enorme desperdicio humano y económico... Sin embargo, la democracia requiere de los partidos políticos, ¡pero no de éstos, por favor! (…) No olvidemos que los partidos políticos no son entes abstractos, son entidades manejadas por seres humanos tentados por el poder y todo lo que eso conlleva. Los partidos políticos no están en México al servicio de la democracia y el Estado de derecho, sino trabajan en función de sus intereses oligárquicos, cumpliéndose así nuevamente la ley de hierro de Robert Michels (…) Los partidos pequeños son negocios de grupos oligárquicos que suponen que los partidos políticos son franquicias (…) Yo sí estoy a favor de las coaliciones, que se fundamentan constitucionalmente en el artículo noveno: libertad de asociación. Lo que no se vale es que los partidos políticos no transparenten gastos, no den explicaciones a sus militantes y seguidores, y que sólo busquen el poder por el poder y olviden el servicio a la sociedad (…)

Desilusiones

La Jornada, p. 18/Opinión
Octavio Rodríguez Araujo
Hace unos 40 años, cuando inicié mis cursos sobre partidos políticos en México, un alumno me preguntó para qué los estudiábamos si siempre ganaba el PRI y los demás partidos eran insignificantes. Casi me convenció, pero insistí en impartir el mismo curso pensando que algún día las cosas cambiarían y los partidos serían importantes. Ocurrió y hasta las elecciones, que no tenían sorpresas entonces, comenzaron a ser competitivas y más o menos creíbles (…) Sin embargo, nunca pensé (entonces) que la adopción de posiciones reformistas por parte de las viejas izquierdas llegaría a extremos tales como parecerse a los partidos que criticaban, precisamente por hacerle el juego al sistema, es decir, a los intereses dominantes de la sociedad y de las esferas del poder (…) Con el movimiento que encabezó López Obrador mi ánimo se recuperó del escepticismo y me dije: bueno, no es socialista, pero por lo menos es un fenómeno de oposición al neoliberalismo y a la pérdida de soberanía que los tecnócratas priístas y panistas habían propiciado principalmente desde que Salinas de Gortari fue impuesto como gobernante de México (…)

Así vamos... Las etapas de las crisis políticas

El Financiero, p. 25/Opinión
Juan Castaingts Teillery
Hace 15 días presentamos las teorías de las crisis políticas, que ponen el acento en la causalidad de las mismas. Ahora, siguiendo al mismo autor: Michel Dobry, en Sociología de las Crisis Políticas, señalaremos brevemente las teorías que estudian las crisis como si éstas fuesen producto de hechos naturales. La tesis de estas teorías es que la historia se repite y que además, sigue etapas. Cuatro serían las etapas clave de las crisis políticas, según el autor mencionado: gestación, revolución, crisis, Thermidor.
1) Fase de gestación. 2) La fase de la revolución, 3) La fase de crisis es aquella en la que los moderados pierden el poder y 4) La fase de Thermidor, cuyo nombre hace alusión al caso de la Revolución Francesa en el momento en que se derroca a los jacobinos y se establece un gobierno más moderado. Es la fase en la que el grupo más radical pierde el poder y se establece un grupo más moderado.

¿A quién engañan?

La Jornada, p. 19/Opinión
Adolfo Sánchez Rebolledo
El asesinato de 15 jóvenes en Ciudad Juárez es la demostración palmaria del fracaso de la estrategia oficial para contener la violencia en ésa y otras ciudades de la República. Los hechos de la frontera, inscritos en ese frenesí de sangre, locura y absoluta barbarie en que se ha convertido la guerra contra el narcotráfico, congelaron la triunfal declaratoria del gobierno, obligándolo a prometer una nueva revisión “integral” de sus estrategias (…) En la guerra contra la delincuencia organizada, el gobierno cree disponer de cierta ventaja por el hecho de que las peores amenazas para la seguridad y la estabilidad se concentran en algunas regiones del país o, incluso en varias ciudades cuyos riesgos potenciales no comprometen todavía la seguridad nacional en su conjunto (…)

Persépolis, Mx.

La Jornada, p. 19/Opinión
Soledad Loaeza
La jerarquía católica ha decidido poner un “¡Hasta aquí!” a la sociedad moderna en México. No es su iniciativa, simplemente está cumpliendo con las instrucciones vaticanas que ordenan defender el “derecho a la vida” y el concepto tradicional de familia. Ha lanzado en consecuencia una ofensiva en la que no está sola, pues cuenta con el apoyo del gobierno federal, del PAN y -aunque a usted le sorprenda- del PRI. (…) Es muy desafortunado que el gobierno del presidente Calderón se haya involucrado en esta ofensiva; no se entiende que abra un nuevo frente de batalla, ahora, cuando tiene que lidiar con tantas emergencias: desde los terroríficos ataques del narco, que en Ciudad Juárez acaba de exhibir su indiferencia a la guerra que el gobierno libra en su contra, hasta su proyecto de reforma política que es una de sus grandes apuestas para el futuro (…)

Colaboración Especial/¿Consulta contra sondeo?, o todos somos minoría

El Universal, p. 18/Primera-Opinión, Francisco Abundis
La reciente consulta que el Partido Acción Nacional realizó sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo, así como la adopción de menores de estas parejas, nos obligan hacer diversas reflexiones. Algunas tan fundamentales que cuestionan la forma en que estamos entendiendo los mecanismos de democracia directa, como: ¿cuándo son legítimas estas consultas?, ¿quién las puede convocar?, ¿cuánta información es suficiente para tomar una decisión en una consulta? o ¿qué es más legítimo para entender lo que quieren los ciudadanos, una consulta o una encuesta? (…)

Ahogar oportunidades

Reforma, p. 11/Primera – Opinión, Carlos Elizondo Mayer
En una de las zonas más pobres de Estados Unidos, en el estado de Luisiana, los dueños de tierras han visto cambiar su fortuna, según el Financial Times del sábado. Viven sobre reservas de gas con una superficie de más de 7 mil 700 kilómetros cuadrados. Los derechos y ganancias que les pagan las compañías por explorar y explotar el gas de sus terrenos han enriquecido a muchos. Si en México alguno de nosotros tuviera un terreno con gas, sería una maldición. El gas es de la nación y Pemex es el responsable de explorar la zona. Si llegaran a producir algo, lo más seguro es que sólo nos tocaría contaminación (…) La posesión privada del subsuelo no es la norma en la mayoría de los países. Es mejor así para que sus frutos se puedan distribuir entre los habitantes del país y no sólo entre los afortunados con tierra premiada con hidrocarburos, pero urgen reglas simples de distribución de la renta petrolera. Hoy no sabemos bien en qué se gasta (…)

La Constitución

El Universal, p. 19/Primera-Opinión, Luis Maldonado Venegas
Ley de Leyes, Carta Magna, Ley Fundamental, son algunos de los nombres con que nos referimos a la Constitución General de la República, promulgada en Querétaro en 1917 y cuyo aniversario número 93 recordaremos mañana, viernes 5 de febrero. Fue la primera Constitución social del mundo, así sea por los contenidos con que fue enriquecida por el Congreso Constituyente, como por el objetivo general que alentó a los legisladores en Querétaro: la estabilidad social del país (…) Nuestra Constitución trae consigo genes identificables desde 1824 y aun antes, desde las Cortes de Cádiz (…) Y en esta evolución de nuestra Carta Magna, de nuestra Ley de Leyes, se encuentra, sin duda, el mayor de sus contrasentidos: México está convertido en un país de normas constitucionales ejemplares (…) Pero seguimos siendo un país ayuno de justicia social, agobiado por la inequidad y lastimado socialmente por una profunda y creciente desigualdad. Es decir, somos un país amenazado por la inestabilidad social (…)

Incipiente legalidad

El Universal, p. 19/Primera-Opinión, Carlos Castillo López
La noticia se extendió en horas con reacciones de indignación, reclamos públicos a la autoridad, declaraciones de testigos o expertos, los resultados someros de las primeras pesquisas se darán en días sucesivos; en este caso la víctima fue un futbolista, Salvador Cabañas, baleado en un bar que operaba fuera del marco legal. La escena se repite, dolorosa, y exhibe una vez más, como la ley en el Distrito Federal y en el país está lejos de ser el eje que conduzca la convivencia pacífica y ordenada de sus habitantes, para convertirse en un cúmulo de imposiciones que en caso de estorbar puede ser vendido al precio que imponga quien la ostente (…)

El cadáver y los muertos

Milenio Diario, p. 14/Opinión
Jesús Gómez Fregoso
A pesar de su adicción incurable a la Presidencia de la República, el 18 de julio de 1872, la muerte inmisericorde bajó de la silla al Benemérito. Los periódicos de esos días no dejaban de publicar notas en que se hablaba del “ilustre cadáver”, de los “venerables restos mortales del gran patricio”, de “los augustos despojos”.
Casi al mismo tiempo en que murió don Benito, la policía capitalina ejecutó a tres peligrosos criminales, de modo que mientras los diarios de la capital anunciaban que el augusto cadáver recibía sepultura, aunque no cristiana, los mismos medios, en una muy pequeña nota, daban cuenta de que se había sepultado a los tres muertos (…) Así pues, recordando al ilustre cadáver de 1872, podemos decir que “tragedia la del futbolista de Televisa, las demás son simples incidentes”. A lo ocurrido al futbolista paraguayo se le dio más cobertura informativa, más importancia puntual que a la tragedia de Haití. No cabe duda de que los artistas de telenovelas, los cantantes populares y los futbolistas son los personajes que más nos interesan. Hay mucha más preocupación por ellos que por nuestros científicos, poetas, escritores, investigadores, médicos o filántropos (…)

Medios públicos a prueba

Milenio Diario, p. 23/Negocios
Javier Orozco Gómez
La Cofetel acaba de anunciar el otorgamiento de nuevos permisos de índole educativa, cultural y pública. Y es este último al que cabe hacer unos comentarios por hechos que se han venido sucediendo en las últimas semanas, que no deben pasar desapercibidos. Por principio, los llamados medios públicos no son otros que las estaciones de radio y televisión operadas por órganos del Estado llámense poderes, gobiernos estatales o el propio gobierno federal. Tras múltiples puntos de acuerdo, iniciativas y gestiones, el Poder Legislativo cuenta ya con una señal abierta, que operará su canal de televisión digital en la frecuencia 656-662 MHz, por el canal 45. (…) Por otro lado, el Poder Ejecutivo ha lanzado a través de sus medios electrónicos (Canal 11, Canal 22, Imer y Radio Educación) la serie Discutamos México, bajo la premisa de que un grupo plural de voces acreditadas dará su visión de nuestro país, no sólo desde la óptica de los festejos del bicentenario y centenario sino también del momento actual, bajo la consideración de que en este país ya no existe censura (…)

1 comentario:

  1. Registramos nuestro trabajo en el Acto Unitario de Querétaro Hacia un Nuevo Constituyente los días 5 y 6 de febrero de 2010 bajo los folios de expedientes 0056,0516,1032, 1677 y 2116.

    Usted (es) lo (s) puede (n) ver su contenido en:

    http://constituyentecivil-mexico2010.blogspot.com

    http://gacetaconstituyente-mexico2010.blogspot.com

    Saludos.

    Alfredo Loredo.
    San Luis Potosí. Mx.

    ResponderEliminar