lunes, enero 25, 2016

Ni sublime ni ridículo: Rocky Balboa vs Villa Escalera

La Hora Cósmica

Por Cosme Haces

Rocky Balboa, ex-campeón del mundo de los pesos pesados, lleva 16 años retirado del boxeo después de una grandiosa victoria en Moscú, frente a un gigantesco campeón amateur ruso.
Rocky pierde a su amor Adrianna Pennino y vive envuelto en la melancolía retirado del ring: no puede dejar de pensar en todo lo que vivió en el boxeo y junto a Adrianna a lo largo de su vida.
Pese a su edad, le proponen una última pelea.
Rocky acepta el reto para demostrarse a sí mismo que puede volver a luchar, para sacar "la bestia negra que tiene dentro".
Rocky pierde, pero da un gran espectáculo.
Rocky sentado frente a la tumba de Adrianna, le da las gracias por ayudarle a conseguir volver a pelear.


Levantó ámpula

Traigo la historia de Rocky para ilustrar la columna que publiqué aquí el viernes: Ricardo Villa Escalera y el riesgo de pasar de lo sublime a lo ridículo, ante su destape como aspirante a una candidatura independiente para gobernador de Puebla, donde afirmo:
Tal vez el tiempo de Villa Escalera ya pasó.
Y su cuarto intento electoral podría ser el paso al ridículo.
No se lo deseo.
Es un luchador y no hay peor lucha que la que no se hace.
Esto levantó ámpula y he recibido comentarios en privado y también públicos a través del blog.
Leobardo Espinosa me señala:
Claro que ese riesgo está latente, pero me parece que un personaje serio, comprometido y preparado como lo es Ricardo, evidentemente que prefiere exponerse al ridículo, que esconder la cabeza ante la triste realidad que vivimos.
Arturo Larrazábal apunta:
Qué pena que un periodista con su trayectoria no sea más sutil en sus artículos, deberíamos sentirnos apenados los mexicanos en general incluyéndolo a usted por la falta de amor por nuestra patria, qué pena que tenga que ser una persona de la edad de Don Ricardo Villa Escalera el que tenga todavía esa chispa en el corazón para seguir luchando por la ciudad y el país que tanto ama, lo de ridículo sale sobrando, hombres como estos son los que hacen falta para sacar del hoyo a este mediocre país lleno de gente conformista, yo sí me uniré a esta lucha y verá usted que lo sublime es lo único correcto de su publicación!!

Ricky IV

No voy a rectificar, porque sigo pensando que el tiempo de Villa Escalera ya pasó.
Pero sí reafirmo, como escribí, que no deseo que su cuarto intento electoral pueda ser el paso al ridículo.
Pero el riesgo existe, no cabe duda.
Que lo quiera asumir es su decisión, y sus razones muy respetables. También lo son las razones de quienes lo embarcaron en esta aventura de final incierto.
Para las elecciones de 2014, las primeras en que participaron candidatos independientes, se lanzaron 511 aspirantes a los diferentes niveles de elección; de ellos sólo se registraron 123; y de éstos únicamente ganaron 6, equivalentes a un 4.8 por ciento de éxito.
Puebla necesita una candidatura independiente sólida y viable.
Y lo que se está viendo es una dispersión de fuerzas que van a dar como resultado candidaturas ni sublimes ni ridículas.
Simplemente intrascendentes.
Esperemos el episodio Ricky IV.

1 comentario:

  1. Don Ricardo, mis respetos pero todo tiene su tiempo, mejor ocupe un puesto en el Gabriel Pastor

    ResponderEliminar