jueves, febrero 23, 2017

El factor Morena podría matar en definitiva las aspiraciones de Martha Erika Alonso

Enrique Núñez en su columna Contracara, de Intolerancia, recuerda que después de la elección de 2016 cuando resultó triunfador el hoy gobernador Tony Gali, las circunstancias electorales para el PAN eran más que favorables de cara a la sucesión de 2018.
El ejército electoral azul, sumado a la labor conciliadora del nuevo inquilino de Casa Puebla, hacían —cuando menos en el papel— del PAN un partido invencible.
De ahí que en el círculo de poder en el albiazul estatal existan instrucciones para proyectar a Martha Erika Alonso para fortalecer el proyecto de retorno a la Casona de Los Fuertes.


El meollo del asunto

El triunfalismo entre los panistas es tal que no dudaron en respaldar las ideas monárquicas del entonces Señor de Los Cerros.
Y cómo no si los números de la elección de 2016 y la debacle nacional del PRI los hacen ganadores con cualquier candidato.
Con lo que no contaron fue que el único y gran beneficiario del desmoronamiento del tricolor fuera Andrés Manuel López Obrador.
Independientemente de que cada vez parece más remota la posibilidad de que Rafael alcance la candidatura de su partido, lo cual abriría la puerta a su esposa en la boleta estatal, la realidad es que el factor Morena es el que puede matar en definitiva la aspiración de Martha Erika Alonso.

Aquí la columna

++++++
SUSCRÍBETE gratis al Boletín de la Hora Cósmica. Recibirás de lunes a viernes a primera hora la información más destacada. PICA AQUÏ
++++++

1 comentario:

  1. También se podría analizar que la búsqueda de la candidatura para la señora Erika Alonso, es el escenario mímimo eficiente que planeó RMV.
    Es decir, si en su peor escenario, no logra la candidatura del Pan a la presidencia para 2018, se sostendría en su terruño; y una secretaría? En política todo se negocia.

    ResponderEliminar