martes, agosto 08, 2017

Se fueron de sus partidos para no someterse y ahora bailan al ritmo que les marca El Peje

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, de Status, ve una fatalidad para los personajes poblanos y estados circunvecinos que buscan afanosamente la candidatura de Morena a la gubernatura de Puebla en el 2018.
La decisión no está en sus manos. Ni remotamente pueden construir su circunstancia, como dictan los cánones de la política.
Su destino depende de la voluntad de un solo hombre. De su estado de ánimo. De cómo despertó. De si algo le cayó mal en la noche. Del dedazo de Andrés Manuel López Obrador.


El meollo del asunto

En este escenario no hay cabida al desempeño, lealtad, compromiso, posicionamiento político, construcción de acuerdos y alianzas, estructura o recursos.
A López Obrador sólo le importa lo que diga su dedito. Es el señor de horca y cuchillo. El cacique contemporáneo. La reedición de lo más rancio del PRI. La voluntad de muchos dependiendo de una persona.
Y eso lo saben Luis Miguel Barbosa, Alejandro Armenta Mier, Rodrigo Abdala, Manuel Bartlett, Ignacio Mier, Javier López Zavala y hasta el pillo impresentable del José Juan Espinosa.
Pero lo asumen y bailan al ritmo de lo que les ordene AMLO.
Triste que personajes combativos, que salieron de sus partidos o relaciones de poder por no quererse someter, ahora anden tras el guiño de López Obrador.


++++++
SUSCRÍBETE gratis al Boletín de la Hora Cósmica. Recibirás de lunes a viernes a primera hora la información más destacada. PICA AQUÏ
++++++

1 comentario:

  1. Normalmente admiro su capacidad de analizar. Hoy no. Usted que también parece mostrarse siempre con un criterio independiente, esta vez, hace un comentario muy alineado, con uno de los bloques opositores al morenismo.

    ResponderEliminar