viernes, octubre 07, 2016

Incógnitas sobre Josefina Vázquez Mota van por el pedregoso camino del soborno

José Cárdenas en su columna Ventana, de El Universal, lanza una serie de preguntas: ¿Por qué se hundió el Partido Acción Nacional —hasta el tercer sitio— en la última elección presidencial?
—¿Por qué la candidatura de Josefina Vázquez Mota fue abandonada sin reclamo, ni queja?
—¿Por qué desapareció para reencarnar en defensora de nuestros migrantes en Estados Unidos?
Las respuestas a estas inquietudes se perfilan por el pedregoso camino del soborno.
—¿Como hacían los viejos pelotaris en el Frontón México, Josefina vendió el partido y cobró jugosamente por la derrota?


El meollo del asunto

Si bien hay libros en cuyas páginas se habla de un pacto secreto entre Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, no es posible olvidar tampoco una evidencia de amarre perverso: la elección del Estado de México en 2005, en la cual no quiso aparecer Josefina en la papeleta.
Aquella alianza entre PAN y PRD fue abortada por escrito mediante un documento firmado en la Secretaría de Gobernación —vigilado por Fernando Gómez Mont— para favorecer el camino de Peña a Los Pinos y conservar el gobierno mexiquense en manos tricolores. El firmante “peñista” de aquel “acuerdo” fue el actual secretario de Sedesol, Luis Miranda; si no fue cierto, que lo desmienta.
Las pruebas comienzan a encajar en el rompecabezas del sexenio anterior.

Aquí la columna

++++++
SUSCRÍBETE gratis al Boletín de la Hora Cósmica. Recibirás de lunes a viernes a primera hora la información más destacada. PICA AQUÏ
++++++

1 comentario:

  1. Vale la pena escuchar la entrevista que le hace Pepe Cárdenas ayer por la tarde en grupo Fórmula a JVM... revirá y pide disculpas.

    ResponderEliminar