lunes, junio 06, 2016

La madriza, la anarquía y la frustración, en las elecciones más despiadadas de la historia

La Hora Cósmica

Por Cosme Haces

¡Vaya madriza la que vimos ayer!
Y también, ¡vaya anarquía, vaya desfachatez, vaya desvergüenza!
¡Vaya frustración!
La madriza fue la que Antonio Gali le puso a Blanca Alcalá, con sus 12 puntos de ventaja en las elecciones de Puebla.

La anarquía, la que exhibieron candidatos y partidos a lo largo de toda la jornada, y especialmente a la hora del cierre, cuando unos y otros se proclamaron vencedores, sin más sustento que su propia fantasía y su audacia para mentir.
Y la frustración, la del elector que vivió dos meses de campañas electorales chapoteando en el lodo de la guerra sucia, en una contienda, que a juicio del secretario de Gobernación, Osorio Chong, ha sido la más despiadada de la historia, y a juicio de los observadores, la más turbia.
Posiblemente, también la más ilegítima.

Al besamanos

A los ojos de un electorado moralmente desarmado, candidatos, partidos, y hasta los árbitros de la contienda hicieron trampas a mansalva.
Los gobernadores intervinieron descaradamente; recursos públicos en cantidades que asombran y rebasan con mucho lo permitido por la ley, se canalizaron a la contienda; calumnias, infundios, acusaciones fantasiosas, con o sin fundamento, se lanzaron a diestra y siniestra.
Se espió al contrincante; se compraron conciencias; se negociaron credenciales de elector; se pasó lista de votantes comprometidos.
Se recurrió también a la violencia física, e incluso al crimen.
Y los cárteles hicieron valer su presencia allí donde ya constituyen una fuerza política y de gobierno.
Y no pasa nada.
Para la madrugada de este lunes, los que ganaron, ya están celebrando sin reparar en cómo lo hicieron.
Los cortesanos están disponiendose al besamanos, también sin fijarse en cómo lo logró el personaje que de ahora en adelante será quien reparta los favores.

Otra carrera

Y los electores, asombrados, pues se estarán documentando para seguir con la especulación electoral, ahora de cara al 2018.
Porque la carrera ya arrancó.
Y los trofeos cuentan:
El PAN, por ejemplo, ya se precia de haber obtenido un histórico triunfo y aventajaba en la votación de siete estados, según el último balance de Reforma:
Además de refrendar la Gubernatura de Puebla, el blanquiazul por primera vez podría gobernar los Estados de Tamaulipas, Quintana Roo y Veracruz, y recuperar Chihuahua y Aguascalientes.
También en Durango adelantaba el conteo preliminar.
De confirmarse los triunfos, el diario afirma que por primera vez en su historia, los panistas gobernarían en 10 entidades del País.
El descalabro, entonces, sería para el PRI; y la debacle para el PRD que se enfila a su extinción, mientras el clon que le salió, Morena, avanza en las preferencias.
¿Se vivirán de nuevo la madriza, la anarquía y la frustración?.
Hay que evitarlo.

++++++
SUSCRÍBETE gratis al Boletín de la Hora Cósmica. Recibirás de lunes a viernes a primera hora la información más destacada. PICA AQUÏ
++++++

1 comentario:

  1. Estimado Cosme:
    Muy interesante, sin embargo, desDe mi modesta opinión, El Niño Azul o Niño Maravilla como le suelen decir, debería moderar su lengua,los verdaderos jefes de campaña en algunos de los estados en los que su partido compitió con éxito, fueron sus respectivos gobernadores, los Duarte de Veracrúz y de Chihuahua, Egidio de Tamaulipas y Borge de Quintana Roo facilitaron las cosas para que ganaran los candidatos panistas, así como Gabino de Oaxaca le facilitó la vida al Pequeño Murat de condición priista.
    O sea, ni muy muy, ni tan tan, si ganó y está en todo su derecho de celebrar sin triunfalismos ni exageraciones, a final de cuentas fue en parte el PRI y sus candidatos quienes ayudaron a construir el "PODIUM" de los venecedores.

    Saludos

    ResponderEliminar