sábado, febrero 28, 2009

Secuestrados de las FARC ponen pinta a Ingrid Betancourt

Los ex rehenes estadounidenses dicen en su libro que Betancourt tenía mucho poder sobre los secuestradores.

Las experiencias sobre el secuestro en Colombia están alimentando a la industria editorial. En el último año han salido al mercado cinco libros y están en preparación otros cuatro. Pero este "boom" está generando polémica por las revelaciones sobre la vida íntima y las apreciaciones sobre otros cautivos.

Lo escribe Hernando Salazar, corresponsal de la BBC, desde Colombia:

Por un lado, están las cifras, que han convertido a algunos de esos libros en "best sellers". El ex senador Luis Eladio Pérez le dice a BBC Mundo que ha vendido más de 45.000 ejemplares de su relato "Luis Eladio Pérez: siete años secuestrado por las FARC".

"Fue, de lejos, el libro más vendido en el país en 2008", subraya Pérez al referirse a la entrevista que le concedió a Darío Arismendi, un conocido periodista colombiano.

Otras obras no se han quedado atrás, como la crónica sobre la cinematográfica fuga del policía John Frank Pinchao, que vendió unos 30.000 ejemplares.

Sin embargo, el otro lado de la historia tiene que ver con la controversia, que en estos días corre por cuenta de tres estadounidenses, rescatados a mediados de 2008 en la Operación Jaque junto a la colombo-francesa Ingrid Betancourt y a 11 militares colombianos.

En el libro "Fuera de cautiverio, sobreviviendo 1.967 días en la selva colombiana", lanzado al mercado esta semana en Estados Unidos, Keith Stansell, Marc Gonsalves y Tom Howes aseguran que Betancourt era "egoísta" y "dominante".

Según los tres ex contratistas del Plan Colombia, la ex candidata presidencial tenía mucho poder sobre los secuestradores mientras estaba cautiva.

De acuerdo a ellos, los habría acusado con las FARC de ser agentes de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) y se molestó cuando fueron llevados al mismo campamento donde ella estaba.

El libro dice que, a veces, Betancourt era peor con los estadounidenses que los mismos centinelas de las FARC.

La ex candidata, quien también está preparando un libro y que en 2008 fue distinguida con el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia, no ha hecho comentarios sobre las afirmaciones de los estadounidenses en el libro.

Pero lo más controversial del libro de los tres ex contratistas tiene que ver con las afirmaciones que hacen sobre las intimidades de otros cautivos y sobre las supuestas relaciones de pareja que se habrían dado entre secuestrados.

En diálogo con BBC Mundo, Luis Eladio Pérez -uno de los mencionados en el libro-, afirma que el testimonio de un ex rehén se puede escribir, por lo menos, de tres maneras: "Simplemente contar la vivencia, hacerlo morbosamente, o con apreciaciones políticas y reflexiones".

Yo escogí el tercer camino y no he recibido la primera crítica de una persona por el libro, donde me quejo no sólo del secuestro de las FARC, sino del olvido en que nos llegó a tener la sociedad colombiana.
Cuando se le pregunta por los dilemas de publicar libros sobre el secuestro, Gabriel Iriarte, director editorial de Norma, una casa editorial colombiana que opera en América Latina y España, declara a BBC Mundo que "un cautiverio es una situación anormal y es de esperarse que surjan situaciones anormales".

Sin embargo ponerse a narrarle todo eso al público es truculento y no me parece correcto.
Iriarte anticipa que su editorial lanzará próximamente en el mundo hispano el libro "Cautiva", de Clara Rojas, la ex candidata vicepresidencial de Ingrid Betancourt y quien tuvo un hijo mientras estuvo en cautiverio.

Del nacimiento del niño en cautiverio hubo noticia a través de un libro publicado por el periodista Jorge Enrique Botero.

Precisamente, uno de los temas que más especulaciones ha generado en Colombia tiene que ver con quién es el padre del hijo de Clara Rojas.

Pero Iriarte señala que "Clara Rojas es supremamente cuidadosa con eso y no se mete en la vida privada ni con la intimidad de nadie".

La historia de los ex rehenes con sus vivencias no sólo está alimentando el mercado editorial, sino que también hay algunos proyectos para llevar algunas historias, como la Operación Jaque, al cine.

1 comentario:

  1. DESDE MI PUNTO DE VISTA LA VIDA INTIMA DE LAS PERSONAS SE DEBE RESPETAR Y NO UTILIZARLA PARA GANAR DINERO NI FAMA. ESO ES DE PERSANAS MEDIOCRES

    ResponderEliminar